¿Qué es la tasa de conversión y cómo se mide?

El tráfico llega a la web, el diseño es atractivo, el contenido es de gran calidad, la página está optimizada, la tasa de rebote es razonable, se han implementado buenas prácticas de usabilidad para mejorar la experiencia del usuario y las visitas empiezan a crecer y crecer…pero ¿Está optimizada para maximizar el número de visitantes que se convierten en leads y clientes?

La tasa de conversión se calcula dividiendo: número de conversiones totales / número de visitas totales. La definición de conversión dependerá de cada web: una descarga, una petición de presupuesto, un registro, suscripción a una newsletter, contacto mediante formulario, compra de un producto, etc. Lo importante es poder medirlo porque, sin duda, lo que no se puede medir no se puede gestionar.

La forma más sencilla de empezar a medir las conversiones es definiendo objetivos y embudos de conversión en Google Analytics. Una vez configurado se podrá empezar a medir el comportamiento de los visitantes en la web. El siguiente paso es empezar a trabajar para aumentar la tasa de conversión y, con el mismo tráfico, conseguir un mayor número de clientes.

En inglés se denomina a esto Conversion Rate Optimization (CRO) y se autodefine bastante bien: es el conjunto de técnicas encaminadas a aumentar la tasa de conversiones. Cuando una empresa quiere mejorar el ROI de su presencia en Internet, trabajar la optimización de conversiones es el método más efectivo para aumentar el retorno. Por ejemplo, analicemos los siguientes escenarios:

ESCENARIO 1 ESCENARIO 2 ESCENARIO 3
Objetivo (clientes diarios) 10 20 20
Tráfico (visitas diarias) 1000 2000 1000
Tasa de conversión 1% 1% 2%
Clientes 10 20 20

Para lograr 20 clientes hay dos opciones: doblar el tráfico o mejorar la tasa de conversión ¿Cuál de las dos acciones es más sencilla?¿Cuál es la más efectiva?

Para pasar del escenario 1 al 2 se requiere doblar el número de visitas, lo cual supone una mayor inversión de SEM o en SEO. La primera supone un mayor coste y la segunda requiere de tiempo.

Para pasar del escenario 1 al 3 se requiere aumentar la tasa de conversión para que, con la misma inversión en captación de tráfico, se consiga el doble de clientes.